ESTHER S ALTO TAJO Marcapáginas Grande de Madera con Motivo Floral Pintado a Mano Alzada

,

36.83

Disponibilidad: Hay existencias

BUSCA AMIGOS PARA COMPRAR JUNTOS. COMPARTE Y GANA

ESTHER S ALTO TAJO Marcapáginas Grande de Madera con Motivo Floral Pintado a Mano Alzada

Marcapáginas de Madera de Tilo con Calas Blancas. Pintado con diseño original, a mano alzada

Firmado por la autora

Mi nombre es Esther Martín, comencé a trabajar en el año 2002 como artesana y decoradora de madera, barro y piedra.

Vivo y trabajo en Peralejos de las Truchas, un pequeño pueblo de Guadalajara ubicado en pleno parque natural, rodeado de un entorno maravilloso donde el río Tajo alcanza todo su esplendor.

El sueño de una artesana que hace apenas ocho años comenzó a interesarse por el mundo de la decoración. Un interés que en el año 2005 le llevó amontar su propio taller. El éxito de sus primeras ventas supuso el punto de partida en esta profesión.

En su taller se pueden encontrar piezas de madera, de barro y de piedra natural, decoradas a mano alzada directamente sobre el material, sin la utilización (en ningún caso) de plantilla, y creando sus propios diseños. Algunas de las piezas son realizadas a medida, como las cantareras o los armarios para tapar los contadores dela luz, entre otras muchas.

Decoramos:

  • Piezas de madera, barro y piedra pintadas a mano alzada con diseños originales

  • Complementos de decoración para el hogar

  • Cuadros en madera y piedra natural

  • Regalos para boda y comunión

  • Regalos de empresa

  • Detalles Turísticos

«MI COMPROMISO CON USTED ES ATENDERLE CON EL MAYOR INTERÉS, EN EL MENOR TIEMPO POSIBLE Y CON LA MEJOR DEDICACIÓN»

NOTA: Todos nuestros productos al ser piezas únicas pintadas a mano, el diseño siempre será el mismo pero nunca podrá ser idéntico. A pesar de ello, garantizamos y aseguramos su satisfacción

ESTHER S ALTO TAJO Marcapáginas Grande de Madera con Motivo Floral Pintado a Mano Alzada

Elaboración: No utilizamos plantillas ni muestras; aplicamos la pintura directamente sobre el material que estamos trabajando, prácticamente sin saber de antemano lo que vamos a pintar, nos dejamos llevar por la forma, el color, la textura de la pieza… Así conseguimos adaptar a cada obra su particular decoración para que sea única e irrepetible, con diseños creados por nosotros

Acabados: El relieve que se aprecia en la terminación de nuestros trabajos, lo conseguimos al utilizar gran cantidad de pintura, lo que da a la pieza sensación de estar labrada o realzada. En los cuadros de paisaje en piedra de pizarra blanca aprovechamos el relieve natural de la pieza para decorar.

Nuestra Artista: Su nombre es Esther Martín, comenzó a trabajar en el año 2002 como artesana y decoradora de madera, barro y piedra. Vive y trabaja en Peralejos de las Truchas, un pequeño pueblo de Guadalajara ubicado en pleno parque natural, rodeado de un entorno maravilloso donde el río Tajo alcanza todo su esplendor.

Inspiración: Realizamos el trabajo desde un entorno privilegiado, un lugar de ensueño al que de niña Esther siempre deseaba volver desde la gran ciudad (Madrid) y donde por cosas del destino, después de residir en él durante un tiempo, por fin encontró una manera de vivir haciendo lo que realmente me encantaba; pintar, decorar y crear.

La «S» del nombre del taller: Es por Susana, la hermana de Esther. Junto a ella, Esther, comenzó a decorar muebles en un pequeño taller donde impartían clases cercanas a la Puerta del Sol de Madrid, hace ya casi veinte años. Aunque ella se marchó físicamente, está con nosotros en este sueño desde el principio y continúa a nuestro lado, transmitiéndome fuerza e ilusión para realizarlo.

Un marcapáginas: Es un señalador de la página donde nos quedamos al interrumpir la lectura un libro. Se trata de un objeto de grosor fino, normalmente de papel o cartulina.

A menudo usamos la misma esquina de la página para marcar el punto de lectura, o cualquier otro objeto que tengamos a mano, un pósit o el ticket de compra, una tarjeta de visita, los libros antiguos incluían un fino cordel de seda para facilitar el marcaje, pero desde siempre han existido estos marcapáginas de forma rectangular que permiten no solo marcar, sino ser embellecedores, recordatorios y hasta propaganda (la mayoría de las librerías crean sus propios marcadores), e incluso los hay absolutamente originales.

El origen de los marcapáginas se sitúa en la Edad Media, las ediciones eran raras y valiosas, y se tenía conciencia de que era necesario algo para marcar sus páginas, hubiera sido impensable doblar la esquina de una página.  Por ello, desde el siglo XV se utilizaron en los monasterios.

El primero del que se tiene noticia data de 1584, cuando el impresor de la reina Isabel I, Christopher Barker, le regaló a la reina una Biblia con un marcapáginas de seda terminado en una borla de flecos dorada dentro.

Peso0.120 kg
Dimensiones22.90 × 13 × 3 cm

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “ESTHER S ALTO TAJO Marcapáginas Grande de Madera con Motivo Floral Pintado a Mano Alzada”
Carrito de compra
Scroll al inicio